Consecuencias del estrés

Tu cuerpo no es una bolsa de desechos que sacas cada día y la vacías, al contrario, todo lo que piensas repercute alojandose en tu cuerpo.

Es por eso que no lo puedes llenar de emociones desagradables ni de estrés sin llegar a vaciarlo en un momento determinado. Asimismo, también necesita vaciarse de toda la adrenalina y cortisol que naturalmente generas al estar tan a menudo en estrés.

¿Cuáles son tus escapes cuando estás estresado?

Muchas personas no saben identificar los escapes que activan cuando están estresados y necesitan liberarse. Por lo tanto, pueden pretenderse relajados y zens, y decirse  “no pasa nada”, al tiempo que comen sin masticar, sin saborear, sin regular la cantidad y únicamente se les ve engullir!

El cuerpo merece respeto. Es el que  transporta la vida.

A menudo, veo en la consulta niños y adolescentes que sin saberlo ya están en esta situación de estrés y les resulta realmente agotador.

Duermen mal, se alimentan mal, y la ilusión se difumina cuando les preguntas “¿Cariño, te das cuenta que estás super estresado y que ya vives las consecuencias del estrés?” Me responden: “- No lo se, pero mis padres actúan igual, yo pensaba que era normal”.

Normal no es: hacer nada frente a este estado de agotamiento o de furia cuando nuestro sistema nervioso explota porque nos está diciendo que es hora de PARAR y de encontrar un escape. Que necesitamos reir para sacar el cúmulo de estrés almacenado, para cambiar de chip a uno que nos de bienestar, como por ejemplo ir a comer con un amigo/a o simplemente respirar hondo para aliviar la rabia o desesperación que nos sube hasta las narices.

Es momento de PARAR.

Tu vida vale la pena ser vivida y saborearla.

 

 

Ana Lombard

Terapeuta Global – Cuerpo, emociones & estrés

Fundadora del Centro Enlace, “Terapias Naturales Cuerpo y Mente”

Creadora de idstress App

@AnaEnlace